Blogia
gentecorriente

Vidas vacías en Callejeros

Probablemente el título de este artículo evoca a los sin techo, a los más desfavorecidos o los marginados sociales. Pero no. En quien pienso en este momento es en el puñado de pijo-ricos que ayer pude ver en el programa de Cuatro "Callejeros", grabado en Dubai.

No recuerdo su nombre, sólo que era rubia de bote, tenía los labios y probablemente la nariz operada y era "artista". Me pregunto para qué sirve ser artista en una ciudad donde el 80% de la población vive en ratoneras y cobra 150 euros al mes. Cuando arrancó el programa me pareció que prometía, pero a medida que fueron mostrando las vidas vacías de una serie de afortunados millonarios, en contraste con los obreros que construían sus casas me di cuenta de que el programa era indecente.

La mujer mostraba orgullosa su "dúplex", denominándolo con una palabra para mí desconocida pero que demostraba que su nivel intelectual no pasaba de ahí. La casa era una mansión como las de las revistas, el vestidor te dejaba tonta, y el bronceado... ése que solo tienen esas personas que no se dedican básicamente a nada. Lo que me empezó a encender fue lo que dijo después. Cuando mostró sonriente su coche a cámara, "conduzco un hummer", dijo, "así estos mosquitos no me hacen nada". Se refería a que cualquier persona de clase baja que condujera sus cuatro latas de coche quedaría mucho más perjudicada en un choque contra su "hummer". Hay que ser retrasada mental para hacer ese comentario.

Seguí viendo el programa de bastante mal humor. Las "mujeres de" completamente occidentales que salían después tampoco aportaban mucho al reportaje, sólo me parecieron medianamente normales una chica y un becario que contaban algunas cosas de interés. Luego supe que la chica era la que murió en un accidente de avión.

Me pregunto qué pasa por la mente de esta gente que sale de España tantas veces sin ser absolutamente nadie y llega a países donde son acogidos como la clase social más alta, viviendo en el medio de tanta miseria. Me pregunto si realmente su único interés en el país lo suscitan los baratos mercadillos y los caros restaurantes, las imitaciones de Versace o los pobres indios que venden telas en los mercados a los que aún encima de ser pobres les regatea una tía que paga 4.000 euros de alquiler al mes por una vivienda más que digna. Y desde luego, me pregunto qué formación cultural tiene una reportera que pregunta a una segunda mujer de un polígamo si no "tiene celos". A mí también me repugna la poligamia, me parece profundamente machista, pero mi sentido común me dice que si lo aceptan culturalmente es porque no saben lo que son los celos.

En el programa hubo mil detalles más... chicos con lacoste y chicas vestidas de Carolina Herrera se metían en los pisos donde se hacinaban los obreros pakistaníes y arrugaban la nariz mientras les preguntaban cuánto cobraban... "150 euros" repetía el pijo, y miraba a la cámara arqueando las cejas. Pues sí, puñado de nuevos ricos, sí. Es que hay gente que ha nacido en la miseria, que tiene a su familia en la India, y se embarca como obrero de la construcción en las islas de los ricos de Dubai, dejándose las uñas durante más de 9 horas al día para poner su parqué de lujo, o alicatar sus 3.000 metros cuadrados con playa privada, y a final de mes, cuando cobra, en lugar de irse de mercadillos lo envía todo a su país, privándose hasta de lo más elemental para sostener a sus hijos.

¿Quién tiene ahora una vida vacía?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres