Blogia
gentecorriente

Semántica para políticos

Vistas las noticias que estamos viviendo en esta época de retorcer los significados para obtener ventajas políticas y, sobre todo, partir de que los ciudadanos somos una panda de ignorantes, veo pertinente un repaso semántico para políticos.

Por ponernos en antecedentes, el asunto del que hablo parte de la actual crisis económica y de la pésima gestión de nuestros recursos que han hecho en nuestro país los políticos y cargos públicos de los últimos años. Al parecer, en todos los temas importantes (sanidad, educación, asuntos sociales...) se ha gastado muy por encima de los ingresos -digo yo que no hace falta saber muchas matemáticas para que esto no pase- y la consecuencia es que las instituciones ahora se ven en auténticos aprietos para pagar las facturas. Mientras los proveedores grandes, pequeños y medianos, contribuyen a sostener los impagos estatales a costa de soportar estos retrasos en los cobros, los políticos nos piden a los ciudadanos que nos apretemos el cinturón. Hasta ahí vamos bien, salvando que deberían empezar por apretárselo ellos mismos prescindiendo del coche oficial, la visa oro con cargo al erario público o aumentando el control sobre la hacienda y los gastos, pero lo más curioso viene a continuación.

Rizando el rizo de las posibilidades semánticas, los políticos comienzan a enfadarse con la falta de recursos, debe ser tristísimo tener que gobernar con cuatro perras, pero es lo que hay. Por algún raro proceso que no logro entender, olvidan completamente que los ciudadanos sostenemos sus presupuestos con los impuestos que pagamos, ya saben la gloriosa frase de la exministra Carmen Calvo "el dinero público no es de nadie". La consecuencia es que en las últimas semanas comienza un ciudadano honrado y currante como el que más a desayunarse con declaraciones en los medios como "el todo gratis es dificil de mantener en estos momentos" de Rocío Mosquera, conselleira de Sanidade, o el "gratis total" de Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.

Me pregunto de dónde creerán estos políticos que sale el dinero público. Me pregunto por qué tenemos que soportar los ciudadanos que nos hablen de que recibimos la Sanidad o la Educación gratis, cuando quien más y quien menos, si echamos cuentas así por encima, nos podemos encontrar con que el 30 por ciento de nuestros ingresos van a las arcas públicas. No sólo nos lo descuentan de la nómina, lo pagamos en la declaración de la renta, en los impuestos municipales, en la gasolina, en el tabaco, en el IVA, nada menos que un 18% de la cesta de la compra, un auténtico expolio que es mejor no calcular. Hasta ahora nos quedaba el consuelo de que este esfuerzo era socialmente responsable, si sirve para que la sanidad sea universal, o la educación llegue a todos, o quienes no tienen trabajo cobren paro...

En la época del recopago, el rerepago, y el requetepago encubierto o requeteencubierto los ciudadanos tenemos que tragarnos el sapo de que algunos dirigentes políticos nos echen la culpa de la crisis, nos impongan tasas sobre las tasas y nos insulten diciendo que lo queremos todo gratis.

Gratis, señores, sale en este país no saber que si tienes 10, solo puedes gastar 10, y largarte de un cargo público dejando empeñadas a tres generaciones de ciudadanos. Y gratis, deberían ser las clases de semántica para quienes además de no ser capaces de gestionar un presupuesto culpan de ello a los ciudadanos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres