Blogia
gentecorriente

Las hadas existen

Mika y Anna-Lena son dos niños alemanes de apenas 6 y 7 años, hijos de anteriores matrimonios de sus padres. En medio del frío invierno alemán, fueron noticia estas navidades protagonizando una aventura sin precedentes. Ambos declararon estar enamorados, por lo que una noche, huyeron juntos de casa para ir a casarse a África, donde hace más calor. Para que el matrimonio fuera válido, decidieron llevarse a su hermana Anna-Bell, de cinco años, para que hiciera de testigo.

Mientras sus padres dormían, metieron en su pequeña maleta unas gafas de sol, algo de comida y los bañadores y salieron de casa para dirigirse al aeropuerto. Cuando se encontraban en el andén para coger un tren a la policía le llamó la atención la escena por lo que preguntaron a los niños a dónde se dirigían. Estos les explicaron sus planes, Mika les dijo que pensaban sacar las cosas de verano al llegar a África para pasear bajo el sol. Cuando les preguntaron por qué no habían avisado a sus padres dijeron que no pensaban ausentarse mucho tiempo.

La policía le explicó a los niños que no llegarían muy lejos sin dinero ni billetes de avión, por lo que llamaron a los padres y les hicieron una visita guiada por la comisaría.

Al leer su historia Mika y Anna-Lenna han despertado una cierta envidia sana en mí. Ojalá nunca perdamos esta inocencia y este empuje para pensar que todos los sueños pueden hacerse realidad. Después de esto, yo estoy dispuesta a volver a creer cualquier cosa, incluso que las hadas existen.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres